viernes, 18 de noviembre de 2011

¿Quién es el que anda ahí? (Sobre el filme: La cosa de otro mundo)

Por Jaime Perales Contreras.


El escritor de ciencia ficción John Wood Campbell en su nouvelle titulada: Who Goes There? (¿Quién es el que anda ahí?),  publicada en 1938, se preguntó lo siguiente: ¿Qué pasaría si una criatura tuviera la capacidad de transformarse en cualquier animal o persona y absorbiera todos sus recuerdos y habilidades? Además, como ventaja adicional, esta criatura no tendría depredadores naturales debido a que tendría la facultad de imitarlos. La respuesta es muy sencilla: ¡Conquistaría el mundo! Referida despectivamente en la novela como La cosa este ser vegetal asimila el cuerpo de cualquiera,  sin prejuicio alguno, con un propósito incierto, aunque se sospecha que no es precisamente muy recomendable.
La novela, hasta la fecha, ha inspirado tres filmes. La primera versión de la historia  de Campbell fue dirigida en 1951 por Howard Hawks, alias El halconero, como lo apodó el escritor cubano Guillermo Cabrera Infante, y Christian Nyby. La cosa fue caracterizada por el actor James Arness, el famoso Marshal Matt Dillon, de la longeva serie de televisión  La ley del revólver, el cual con sus impresionantes dos metros y fracción de estatura complementados con una cara enlodada de maquillaje, colmillos falsos y gruñidos atemorizantes, ayudaron a representar a este monstruo intergaláctico que se dedicó, durante toda la película, a aterrorizar y liquidar como mosquitos, al grupo de expedicionarios en La Antártida. La película fue un éxito absoluto, aunque  el guión escrito por el propio Howard Hawks, en colaboración con Charles Lederer y Ben Hecht, estuvo muy alejado de la novela de Campbell.
Treinta y dos años después, un joven aficionado al cine de Hawks, llamado John Carpenter, decidió hacer una versión más digna de la novela, llamada La cosa de otro mundo. La versión de Carpenter, no sólo sigue de manera más fidedigna la historia, sino que la mejora en mucho. Hay más acción y la criatura tiene las características que se describen en  la ficción del novelista norteamericano. Protagonizada por Kurt Russell, el filme, no fue un éxito de momento. Sin embargo, actualmente La cosa de otro mundo se considera no sólo un filme de culto, sino una de las 100 películas de horror más memorables en la historia del cine.
En este año, se hizo otro homenaje, pero esta vez, a la película de Carpenter, titulada con el mismo nombre. La película es una precuela. Se sitúa en 1982, exactamente, al poco tiempo que ocurre  el filme del director de Halloween y de Escape de Nueva York. Es decir, nos explica el momento  en que un grupo de expedicionarios noruegos y norteamericanos en el Polo Sur, se encuentran por primera vez con el ser de otro planeta y concluye exactamente cuando inicia la película de John Carpenter.
La película se esperaría aburrida debido, a que, si se vio la versión de Carpenter, se sabe de antemano el desenlace de los expedicionarios. Sin embargo, el filme está muy bien llevado por su director Matthijs van Heijningen Jr.  La criatura, a  casi treinta años de la adaptación fílmica de John Carpenter, nos provoca saltar de la butaca en más de una ocasión.
Curiosamente, a diferencia de las otras dos versiones, la protagonista es una mujer (Mary Elizabeth Winstead), quien, su personaje, nos recuerda fácilmente a Ellen Ripley, la valiente astronauta mujer que desafía a Alien,  otra criatura memorable del cine de ciencia ficción y horror, caracterizada por Sigourney Weaver. 
 La cosa de otro mundo es un filme interesante en donde la trama y la acción de la película le harán dudar si la persona que la acompaña a verla, no es un ser de otro planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada