martes, 6 de diciembre de 2011

"Cualquier semejanza con el original es pura coincidencia": Manuel Rocha Iturbide

Por  Ariadna Ramonetti


Cualquier semejanza con el original es pura coincidencia de Manuel Rocha Iturbide reúne una serie de instalaciones sonoras y fotografías que abordan la idea de separación o distancia entre dos conceptos divergentes, profundamente arraigados en la estética occidental, como son la idea de lo original opuesta o encontrada con la percepción que tenemos como individuos sobre lo real. La idea de que habitamos un mundo de duplas, o copias en donde lo original sólo existe en un plano metafísico y por ende inaprehensible, es el fundamento de una buena parte de las piezas propuestas por Rocha Iturbide para esta muestra

A partir de magnificar diversas situaciones que ocurren en el ámbito de lo cotidiano -como es el caso de la instalación Siete cop(i)as la cual indaga sobre la frecuencia sonora fundamental de una copa de vino vacía, que al ser multiplicada por siete a partir de un modelo aparentemente igual, se convierten en siete copias con siete sonidos distintos-, el artista plantea una pregunta fundamental: ¿Existe un sonido original de la copa?, ¿O en realidad todos los sonidos posibles emitidos por las replicas del objeto son estados en potencia de ser un original pero fracasan en el intento?

Otra de las piezas fundamentales de la exposición es Air Waves On The Fields, instalación multicanal en donde diversos comentaristas de futbol de países como Brasil, Argentina, Francia, Alemania, etc., se convierten en jugadores ante la superposición de lenguas y estilos distintos para narrar un partido, dándole una riqueza expresiva a la obra que sólo es reconocible a través de los sonidos de la multitud en el estadio y los silbatos de los árbitros. Este connato de juego, hecho con  bocinas caseras y el trazo abstracto de una cancha a escala sobre el piso, nos permite recrear en nuestra mente a los pequeños hombrecitos corriendo tras el balón, representados -a manera de acontecimiento-, por las voces de los narradores en un espacio futbolístico inventado.
Sin título es otra de las piezas incluidas en la muestra, la cual consiste en una escultura sonora realizada a partir de una vía de tren de juguete que está circunscrita en la membrana circular de un tambor de piso, sirviéndole de base, y también conteniéndola a su vez en su circunferencia. El tren de juguete que da vueltas sin fin, produce un leve ruido, sonido miniatura que nada tiene que ver con un tren corriendo  sobre una vía verdadera, pero la membrana del tambor vibra al paso del tren a escala, y esta a su vez es amplificada por un micrófono de contacto, produciendo entonces un tremendo ruido que  nos recuerda el sonido de un tren verdadero.
Por último, las fotografías  -Autofocos, Enmarañados, Curvas, Faro con cables, Pas de deux, Desborde...-  que también se incluyen en la exposición, son el registro de una serie de objetos encontrados al azar, la mayoría de ellos en el espacio público en donde, como espectadores, nos cuestionamos sobre las posibilidades de lo real y cognoscible a partir de un soporte que desde su invención en el siglo XIX, ha anulado por completo los límites de la representación. Así, las fotografías de Rocha Iturbide en el contexto de esta exposición, contribuyen a reiterar a partir de imágenes, que Cualquier semejanza con el original es pura coincidencia es una pregunta al aire, una coincidencia fortuita que busca indagar sobre la pertenencia de lo original a un contexto o modo de hacer específico, deconstruyendo su significado cultural para dar paso a la simulación de lo real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada