miércoles, 11 de abril de 2012

Pinturas de los maestros latinoamericanos en el MFAH


A partir del 22 de abril el Museo de Bellas Artes de Houston (Museum of Fine Arts, Houston – MFAH), albergará la exhibición en préstamo de una de las instituciones culturales más importantes de América Latina: el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, conocido como “Malba”. La muestra presenta 39 obras maestras de algunos de los artistas más reconocidos de la región, incluyendo Tarsila do Amaral, Frida Kahlo, Wifredo Lam y Diego Rivera, así como reconocidas figuras que llegan por primera vez al público de Estados Unidos. 


Un gran destacado de la exhibición es una pintura de 1928, pieza central de la identidad nacional brasileña: Abaporu, de Tarsila do Amaral. Amaral fue una pintora líder del modernismo latinoamericano que vivió y trabajó en París y São Paulo. A finales de la década de 1920, su obra Abaporu se convirtió en el emblema del movimiento Anthropofagia (canibalismo) en Brasil. Ambos -Amaral y el poeta Oswald de Andrade- utilizaron el canibalismo como una metáfora para describir la habilidad de los brasileños para digerir y transformar la cultura europea. Abaporu presenta una figura sentada, larga y estilizada, un cactus y un sol brillante, elementos a través de los cuales Amaral combina sin esfuerzo el sujeto de la obra brasileña con las influencias de vanguardia. El trabajo inspiró a una generación de artistas para crear un arte brasileño único, cuyas raíces estaban en la creencia que la identidad brasileña podía ser a la vez indígena y cosmopolita. Esta pintura ha sido vista por largo tiempo como un tesoro nacional y en 2011 Malba cedió la obra en préstamo a Brasil para ser presentada durante una visita del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama y la primera dama, Michelle Obama.

Uno de los primeros trabajos cubistas de Diego Rivera, con-siderado ampliamente entre los grandes pintores del siglo XX, es otro de los destacados de la muestra. Mientras vivía en Europa, entre 1913 y 1918, Rivera produjo cerca de 200 obras de cubismo antes de regresar a México, en 1921 y convertirse en muralista -el trabajo por el cual es más reconocido-. Retrato de Ramón Gómez de la Serna (1915) es uno de los trabajos cubistas más impresionantes de Rivera. La obra muestra a su amigo, el escritor español Ramón Gómez de la Serna, quien luego se mudó a Buenos Aires y continuó siendo una importante figura cultural.

El reconocido rostro de Frida Kahlo también hace su aparición. Autorretrato con chango y loro (1942), es un clásico trabajo tardío que muestra a la artista rodeada de dos de sus mascotas favoritas. La adquisición de esta pintura por Costantini en 1995, por aproximadamente US$ 3.2 millones (en ese tiempo, el mayor monto pagado por un trabajo de Kahlo), catapultó tanto la reputación internacional de Kahlo como la atención internacional a la colección de arte de Costantini.

Wifredo Lam, el artista cubano que se estableció en París y se hizo amigo de Picasso, alcanzó renombre por sus representaciones vanguardistas de la cultura afrocubana. Dos trabajos de Lam -una pintura sin título de la colección personal de Costantini así como La mañana verde (1943)- se podrán apreciar en la exhibición. Ambas están consideradas entre las pinturas más importantes de Lam por sus representaciones sintéticas de los símbolos de la santería y las leyendas afrocubanas, así como la delicada manipulación del artista del gouache (pintura al agua) como material.

Varios trabajos del artista uruguayo Joaquín Torres-García, el fundador del Constructivismo Universal, estarán en exposición, incluyendo su extraordinaria Composition symétrique universelle en blanc et noir (Composición simétrica universal en blanco y negro) (1931), uno de los ejemplos más fuertes y poco comunes que aún existen de dos años clave en su producción: 1931 y 1932, cuando el artista alcanzó el centro de su idioma Constructivo Universalista. Algunos de los trabajos de ese período fueron destruidos en el incendio de 1979 del Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro.

Dos trabajos del amigo y coterráneo del uruguayo Torres García, Rafael Barradas, también integrarán la muestra. Barradas creó varios movimientos artísticos mientras vivía en España, destacándose el Vibracionismo,cuyo objetivoera capturar el color y dinamismo de la vida urbana. Los dos trabajos de Barradas en esta exhibición son preciados ejemplos de este género. El pintor y escultor argentino Xul Solar, quien fuera objeto de una retrospectiva del Malba que viajó al MFAH en 2006, está representado en esta exhibición por Troncos (1919), una acuarela que reúne los intereses de Xul Solar en la mitología mundial y el estereotipo filosófico.

Una serie de ejemplos de la prolífica carrera de Antonio Berni, la figura central argentina del siglo XX, estarán representados, incluyendo Manifestación (1934), un mural portátil que presenta una protesta pública. También de Berni, se podrán ver La gran tentación o La gran ilusión (1962), un comentario popular sobre el atractivo de la cultura consumista, hecha de un ensamblaje de plumas, lata y otros materiales encontrados. Uno de los monstruos alegóricos tridimensionales de Berni también serán parte de la muestra.

Muchos de los artistas en la exhibición, si bien son ampliamente reconocidos en Sudamérica, son menos conocidos para el público de los Estados Unidos. Emilio Pettoruti está considerado uno de los artistas más importantes de 1920. Integrante del movimiento Futurista mientras vivía en Italia, Pettoruti se esforzó por llevar el Modernismo a la Argentina. Junto con el artista Xul Solar y el escritor Jorge Luis Borges, Pettoruti se involucró en el periódico de vanguardia Martín Fierro, en Buenos Aires. Dos dibujos con carbonilla en lienzo, los cuales se refieren al período futurista, han salido a la luz recientemente y estos trabajos extremadamente excepcionales serán incluidos en la exhibición. Se podrán apreciar escenas monumentales de la vida de los trabajadores, realizadas por Cándido Portinari, uno de los más importantes artistas brasileños que trabajó en la década de 1930 en el estilo del realismo social. También se expondrán trabajos del artista argentino Alfredo Guttero, quien es virtualmente desconocido en Estados Unidos pero es renombrado por las texturas únicas que alcanzó en su trabajo. Guttero creó una técnica llamada “gesso cocido”, que le da a sus lienzos la apariencia de un fresco. El resultado fueron pinturas exquisitas pero extremadamente frágiles, por lo que su traslado a otros museos no es permitido con frecuencia. Por fortuna, los conservadores del Malba han declarado la Anunciación (1931) de Guttero lo suficientemente estable como para enviarla a Houston.

*Top Image
[Covarrubias – George Gershwin.jpg]
Miguel Covarrubias, Mexican, 1904-1957
George Gershwin, An American in Paris
1929
Oil on canvas
Malba-Fundación Costantini, Buenos Aires
© Maria Elena Rico Covarrubias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada