miércoles, 19 de enero de 2011

EDITORES INEPENDIENTES III

Esta vez conversamos con César Tejeda, el director de la revista Los Suicidas

RM
¿Qué significa editar en México cuando las estadísticas no reportan un alto índice de lectura en nuestro país?

César Tejeda: Hace un par de años tomé el diplomado en edición de libros que imparte el maestro Miguel Ángel Guzmán. En la primera clase, antes de entrar en los aspectos técnicos de la materia, el profesor comentó que en México no existían suficientes lectores porque los editores mexicanos son malos. Cuando escuché aquello mi primera reacción fue dudar: “¿Así que debemos olvidarnos de las políticas culturales casi inexistentes y de las políticas educativas insuficientes? Eso por mencionar sólo algunos de los aspectos que suelen culparse cuando se habla de México y la lectura”. Hoy sigo sin estar de acuerdo con aquella sentencia; la asumo como parcialmente cierta: lo editores tienen sólo parte de la culpa. De todas maneras decidí asumir esa idea en el plano profesional. Culparme, culparnos a todos los editores, me impulsa a trabajar mejor. Editar significa crear lectores.

RMS: Se dice que las editoriales independientes somos el espacio vital de las letras mexicanas pero a la vez, la labor del editor es muy poco reconocida. A qué atribuyes esta disparidad entre el esfuerzo invertido y la poca retribución que se recibe.

CT: Creo que son dos preguntas distintas. O por lo menos en mi experiencia lo son. Por una parte considero que soy lo suficientemente reconocido como editor, aunque también soy mal remunerado: el reconocimiento no implica dinero.

Prefiero no pensar que siempre seré mal remunerado por mi trabajo. Opto por la proyección siguiente: estoy empezando y los sacrificios de hoy representarán beneficios mañana. Tal vez me equivoque, pero no veo la manera en que podría seguir trabajando si todo el tiempo pienso que fracasaré en el plano económico.


RMS: ¿Cual es tu perspectiva con respecto a los e books y el internet? ¿Cómo crees que estos afecten tu labor como editor?

CT: Comencé viéndolo como un problema: mi primer proyecto editorial fue concebido en papel. Pensábamos que Los Suicidas debía ser una revista física antes que nada, incluso antes que literaria. Ahora tenemos una página de Internet compleja y pensamos que el futuro de la editorial está allí. Hay algo que es incuestionable: desde que nos apoyamos en Internet hemos triplicado (cifra conservadora) nuestros lectores y ¿qué editor no vería eso como algo bueno? Empecé defendiendo el papel, ahora defiendo la literatura.

RMS: Se ha especulado mucho sobre el final del papel ¿Crees que la web logre desplazar a los libros y las revistas físicas?

CT: La mayoría de mis amigos pasan más tiempo enfrente de la computadora que enfrene de un libro. Por lo menos, y considerando a la mayoría de mis amigos, los libros y las revistas físicas ya fueron desplazados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada